¿Cómo eliminar las arrugas provocadas por el sol?

El verano es la época del año en la que más tiempo pasamos expuestos a los rayos ultravioleta del sol. No nos damos cuenta, pero esta exposición directa tiene repercusiones en el aspecto y la calidad de nuestra piel. Si no tomamos unas medidas de seguridad mínimas, podemos ver cómo van apareciendo en nuestro rostro pequeñas manchas y arrugas que harán que el aspecto de nuestra tez no se vea uniforme y saludable.

Debemos prestar especial atención a los avisos que nuestro cuerpo nos da cuando aparecen nuevas manchas en la piel o lunares que antes no teníamos. Éstos han podido ser fruto de nuestra exposición continuada al sol y una ineficiente protección.

Con el paso de los años, el envejecimiento de nuestra piel es algo inevitable, pero es un problema al que podemos poner solución con tratamientos estéticos como la radiofrecuencia facial.

¿En qué consiste la radiofrecuencia facial?

Este tratamiento es una de las soluciones para eliminar las arrugas provocadas por el sol y por el fotoenvejecimiento que consiste en el uso de ondas electromagnéticas que inciden hasta la superficie más profunda de nuestra piel. Este proceso, genera un efecto de calor en la superficie de la dermis lo que hace aumentar la producción de colágeno, el encargado del buen aspecto de nuestra piel.

¿Qué se consigue con este tratamiento?

Las consecuencias inmediatas que son visibles en el corto plazo se ven reflejadas en la calidad de nuestra piel que mejora considerablemente, aportándole un plus de firmeza. El cambio que se puede apreciar con el tiempo es una piel mucho más tersa, con menos arrugas y con un aspecto menos envejecido, puesto que la radiofrecuencia facial favorece la circulación y el drenaje linfático.