Factores de crecimiento en medicina estética: belleza natural

Artículo escrito por el Dr. Jesús Chicón, experto en medicina estética en Zaragoza.

 

Llevo años sentándome en frente de pacientes que me demandan un tratamiento estético cuyo resultado sea completamente natural. Hoy en día cualquier tratamiento médico estético bien ejecutado garantiza la completa naturalidad del resultado.

Pero hay uno que, además de asegurar buenos resultados, se lleva a cabo mediante un proceso por el cual los efectos deseados también son naturales; entendiendo por natural lo fisiológico. Estoy hablando del tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP).

¿Qué es el plasma rico en plaquetas?

Tras las siglas PRP se esconde una acción médica que busca estimular las células de nuestra piel de una manera total y absolutamente natural. En la parte líquida de nuestra sangre (plasma) se encuentran unas moléculas (factores de crecimiento) que son las encargadas de estimular nuestras células para que realicen de forma óptima su trabajo.

Para obtener esa parte líquida, los médicos centrifugamos la sangre y separamos las células (glóbulos rojos, plaquetas…) de la parte líquida. Así se consigue un plasma que, por concentración, es rico en factores de crecimiento celular derivados de las plaquetas.

¿Qué aplicación tiene el plasma rico en plaquetas en medicina estética?

En este punto, se procede a la aplicación de dicho plasma en la zona que queremos tratar, buscando estimular el fibroblasto (célula presente en la piel), encargado de fabricar ácido hialurónico, colágeno y elastina. Todas estas sustancias son las que darán el resultado estético que buscamos con la técnica: luminosidad, hidratación, tensión y firmeza.

Una vez que la seguridad y la eficacia de la técnica está garantizada, la siguiente pregunta es: ¿con qué frecuencia debería llevarse a cabo el tratamiento? La respuesta es sencilla: depende de la edad:

  • En pacientes que se encuentren por encima de los 40 años, deberíamos aplicar el PRP de forma mensual; como mucho, cada dos meses.
  • En pacientes menores de 40 años, la frecuencia adecuada sería de forma trimestral.

Resumiendo: el uso de plasma rico en plaquetas y factores de crecimiento en medicina estética da pie a un tratamiento con resultados naturales, eficaces, al máximo de seguridad… ¡Y además tiene un precio económico! ¿Qué más se puede pedir? 

Apúntatelo para venir a probarlo a nuestro centro de medicina estética en Zaragoza en cuanto superemos esta crisis sanitaria. Por el momento… ¡Quédate en casa!