Intralipoterapia

¿Qué es la intralipoterapia?

También conocida como liposucción sin cirugía, la intralipoterapia es un tratamiento estético que consiste en la aplicación de una inyección a base de una solución acuosa con ácido desoxicólico que destruye la grasa acumulada.

Esta técnica no se necesita anestesia local, ni bisturí, ni quirófano.

Se convierte en una solución no quirúrgica que destruye los acúmulos de grasa localizada en abdomen, caderas, muslos, rodillas y brazos.

La intralipoterapia es una solución microgelatinosa basada en un sistema de liberación controlado con cantidades extremadamente pequeñas de detergentes químicamente modificados y biocompatibles, que se reabsorben con facilidad.

Con la aplicación de la intralipoterapia se consigue licuar la grasa, consiguiendo eliminarla de forma natural.

¿Cómo es el tratamiento?

El ácido desoxicólico se introduce a través de una aguja finísima en el tejido adiposo, donde licua la grasa que está concentrada en estas zonas, rompiendo las membranas celulares. Y, después, la elimina de manera natural a través de la orina.

La intralipoterapia utiliza productos totalmente biocompatibles que están en nuestro organismo y que éste reabsorbe fácilmente.

Se puede complementar, tras unos días de aplicación, con un drenaje linfático para intensificar los resultados.

Ventajas de la Intralipoterapia

Entre las ventajas con las que cuenta la intraloterapia destaca que no es necesario establecer un periodo de recuperación del paciente, y éste además no siente molestias tras el tratamiento (ocasionalmente puede aparecer un pequeño enrojecimiento o escozor).

Es una técnica para la que no es necesario utilizar bisturí ni anestesia, ni mucho menos precisa de ninguna intervención quirúrgica.

Para un resultado óptimo, en nuestro centro de Medicina Estética en Zaragoza recomendamos completarlo con una sesión de drenaje linfático transcurridos unos días.